Las lentejas son uno de los alimentos más populares y versátiles en la cocina, pero a menudo se cuestiona si su consumo puede influir en el aumento de peso.


En este artículo, vamos a desmitificar la creencia de si las lentejas engordan o adelgazan, además de explorar los beneficios de incluirlas en una dieta equilibrada.

Descubre la verdad sobre si las lentejas engordan o adelgazan

Las lentejas son consideradas un alimento saludable y nutritivo, ideal para mantener una dieta equilibrada. A pesar de su contenido calórico, las lentejas son una excelente fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales esenciales para el organismo. Su alto contenido en fibra ayuda a mantener una sensación de saciedad por más tiempo, lo que puede contribuir a controlar el apetito y evitar excesos en la alimentación.

En cuanto a si las lentejas pueden contribuir al aumento de peso, es importante tener en cuenta que todo depende de la cantidad consumida y de cómo se preparan. Las lentejas por sí solas no provocan un aumento de peso significativo, siempre y cuando se consuman en porciones adecuadas y se combinen con otros alimentos saludables. Al ser una fuente de proteínas vegetales, las lentejas pueden ser un aliado en la pérdida de peso al reemplazar proteínas de origen animal más calóricas.

Beneficios de las lentejas para una dieta equilibrada

Las lentejas son ricas en nutrientes esenciales para el organismo, como hierro, magnesio, potasio y zinc, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema cardiovascular, nervioso y muscular. Su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, prevenir el estreñimiento y mantener una flora intestinal saludable. Además, las lentejas son una excelente fuente de proteínas de origen vegetal, ideales para personas vegetarianas o veganas que buscan alternativas saludables y sostenibles.

Incluir las lentejas en una dieta equilibrada no solo aporta beneficios nutricionales, sino que también puede ayudar a controlar el peso, mejorar la salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Al ser un alimento versátil, las lentejas se pueden consumir de diversas formas, ya sea en ensaladas, guisos, sopas o como acompañamiento de platos principales. Su bajo costo y fácil preparación las convierten en una opción accesible y conveniente para incorporar en la alimentación diaria.

En conclusión, las lentejas no engordan si se consumen con moderación y se combinan con otros alimentos saludables. Su aporte nutricional, su versatilidad en la cocina y sus beneficios para la salud hacen de las lentejas un alimento imprescindible en una dieta equilibrada. ¡No dudes en incluirlas en tus comidas diarias y disfrutar de todos sus beneficios!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.