La vitamina B es un grupo de nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.


Sin embargo, existe cierta confusión sobre si la vitamina B puede contribuir al aumento de peso o, por el contrario, ayudar a adelgazar. En este artículo, vamos a desmitificar esta cuestión y ver cómo la vitamina B puede ser un aliado en tu camino hacia un peso saludable.

La verdad sobre la vitamina B y su impacto en tu peso

La vitamina B, en sus distintas formas (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12), desempeña un papel fundamental en el metabolismo de los alimentos, ayudando a convertir los nutrientes en energía. Esto significa que la vitamina B no tiene un impacto directo en el aumento de peso, ya que su función principal es facilitar la obtención de energía a partir de los alimentos que consumimos. Por lo tanto, no hay evidencia científica que respalde la idea de que la vitamina B engorda.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que una deficiencia de vitamina B puede llevar a problemas de salud que podrían influir en el peso corporal. Por ejemplo, la falta de vitamina B12 puede causar fatiga y debilidad, lo que podría llevar a una menor actividad física y, en última instancia, al aumento de peso. Por lo tanto, asegurarse de obtener suficiente vitamina B a través de una dieta equilibrada o suplementos es crucial para mantener un peso saludable.

Descubre cómo la vitamina B puede ayudarte a adelgazar

Aunque la vitamina B en sí misma no es una solución milagrosa para adelgazar, puede desempeñar un papel importante en un programa de pérdida de peso. Por ejemplo, la vitamina B6 está involucrada en la metabolización de las proteínas y grasas, lo que puede ayudar a acelerar el metabolismo y favorecer la pérdida de peso. Además, la vitamina B12 está relacionada con la producción de glóbulos rojos, que transportan oxígeno a los músculos durante el ejercicio, lo que puede mejorar el rendimiento físico y favorecer la quema de calorías.

Además, la vitamina B ayuda a mantener un sistema nervioso saludable, lo que puede ser clave para controlar los antojos y la ansiedad por comer en exceso. Al mantener niveles adecuados de vitamina B en tu cuerpo, puedes sentirte más enérgico, motivado y con menos probabilidades de recurrir a alimentos poco saludables. Por lo tanto, incluir alimentos ricos en vitamina B en tu dieta, como carne magra, huevos, legumbres, verduras de hoja verde y lácteos, puede ser beneficioso para alcanzar tus objetivos de pérdida de peso.

En resumen, la vitamina B no engorda, pero su deficiencia puede influir negativamente en tu peso. Por otro lado, incluir suficiente vitamina B en tu dieta puede ser beneficioso para acelerar tu metabolismo, mejorar tu rendimiento físico y controlar tus antojos. Por lo tanto, asegúrate de obtener la cantidad adecuada de vitamina B a través de una alimentación equilibrada o, si es necesario, con suplementos para mantener un peso saludable. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.