La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello que juega un papel fundamental en la regulación del metabolismo y del peso corporal.


Existen muchos mitos y creencias sobre si una tiroides alta puede causar aumento de peso o pérdida de peso. En este artículo, desmitificaremos estas ideas y te explicaremos la verdad sobre cómo la tiroides afecta tu peso.

¡Descubre la verdad sobre si la tiroides alta engorda o adelgaza!

La tiroides alta, también conocida como hipertiroidismo, se caracteriza por una producción excesiva de hormonas tiroideas. Aunque se cree comúnmente que el hipertiroidismo puede causar adelgazamiento, la realidad es que no todos los pacientes experimentan pérdida de peso. De hecho, algunos individuos con tiroides alta pueden experimentar aumento de peso debido a un aumento en el apetito y en la ingesta de alimentos. Además, el hipertiroidismo puede acelerar el metabolismo, lo que puede llevar a una mayor quema de calorías y, potencialmente, a la pérdida de peso en algunos casos.

Otro factor a tener en cuenta es que el hipertiroidismo puede causar una mayor actividad física debido a los síntomas como la ansiedad, la agitación y la dificultad para dormir. Esta mayor actividad puede contribuir a la pérdida de peso en algunos individuos. Sin embargo, es importante destacar que cada persona responde de manera única a las alteraciones en la función tiroidea y que la pérdida o ganancia de peso no es un síntoma definitivo del hipertiroidismo. Por esta razón, es fundamental consultar a un médico especialista para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado en caso de sospechar un trastorno de la tiroides.

Desmiente los mitos y conoce la realidad de cómo afecta la tiroides a tu peso.

En resumen, la tiroides alta puede tener efectos variables en el peso corporal de una persona. Si bien es cierto que el hipertiroidismo puede causar aumento o pérdida de peso en función de diversos factores individuales, no se puede generalizar que una tiroides alta siempre llevará a la pérdida de peso. Por tanto, es importante no dejarse llevar por mitos y creencias erróneas sobre la relación entre la tiroides y el peso, y en su lugar, buscar información precisa y consultar a un especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

En conclusión, la realidad es que la tiroides alta puede tanto provocar aumento como pérdida de peso, dependiendo de factores como la respuesta individual del organismo, el tratamiento recibido y otros aspectos específicos de cada paciente. Por ello, es fundamental desmitificar las creencias erróneas y buscar el asesoramiento de profesionales de la salud en caso de sospechar un trastorno de la tiroides. Recuerda que la información precisa y el seguimiento médico adecuado son clave para mantener un equilibrio saludable en tu peso y en tu bienestar general. ¡No te dejes llevar por los mitos y conoce la verdad sobre la tiroides y su relación con tu peso!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.