La prednisona es un medicamento corticosteroide ampliamente utilizado para tratar una variedad de condiciones médicas, como la artritis, el lupus, las alergias y el asma.


Sin embargo, uno de los mayores mitos alrededor de este medicamento es si la prednisona engorda o adelgaza. En este artículo, te ayudaremos a descubrir la verdad sobre el impacto de la prednisona en tu peso y a desmitificar las ideas erróneas que pueden confundirte.

Descubre la verdad sobre si la prednisona engorda o adelgaza

La prednisona puede causar cambios en el peso de las personas que la toman, pero es importante tener en cuenta que no todas las personas experimentarán los mismos efectos. Algunos estudios han demostrado que la prednisona puede llevar a la retención de líquidos y al aumento del apetito, lo que podría resultar en un aumento de peso. Sin embargo, esto no significa que todas las personas que toman prednisona automáticamente ganarán peso.

Además, es importante recordar que el aumento de peso causado por la prednisona generalmente es reversible y puede controlarse con una dieta saludable y ejercicio regular. Algunas personas pueden experimentar una mayor sensación de hambre mientras toman prednisona, lo que puede llevarlas a consumir más calorías de las que realmente necesitan. Sin embargo, con una vigilancia adecuada de la dieta y un plan de ejercicio adaptado, es posible minimizar el impacto en el peso y mantener un equilibrio saludable.

Es fundamental comunicarse con tu médico si estás preocupado por el impacto de la prednisona en tu peso. Tu médico podrá brindarte orientación personalizada sobre cómo manejar los posibles efectos secundarios, incluido el aumento de peso. Recuerda que la prednisona es un medicamento muy efectivo para tratar diversas afecciones, y no deberías dejar de tomarlo sin consultar a un profesional de la salud. Con la orientación adecuada, es posible controlar el impacto en tu peso y seguir beneficiándote de los efectos terapéuticos de la prednisona.

En conclusión, la prednisona puede causar cambios en el peso de las personas que la toman, pero no todos experimentarán los mismos efectos. Es importante informarse y no dejarse llevar por mitos o ideas erróneas sobre el impacto de la prednisona en el peso. Con la orientación adecuada de un profesional de la salud, es posible controlar los posibles efectos secundarios, incluido el aumento de peso, y seguir beneficiándote de los efectos terapéuticos de este medicamento. ¡No dejes que los mitos te confundan y consulta siempre a tu médico para obtener la mejor atención posible!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.