La fluoxetina es un medicamento recetado comúnmente para tratar la depresión, trastornos de ansiedad, y otros trastornos del estado de ánimo.


Sin embargo, hay un debate en torno a si la fluoxetina engorda o adelgaza a quienes la toman. Es importante despejar esta incertidumbre, ya que el peso corporal puede tener un impacto significativo en la salud física y mental de una persona. En este artículo, exploraremos la verdad sobre si la fluoxetina causa aumento de peso o pérdida de peso, y los beneficios que puede tener para mantener un peso saludable.

Descubre la verdad sobre si la fluoxetina engorda o adelgaza

Existen estudios contradictorios sobre si la fluoxetina causa aumento de peso o pérdida de peso en quienes la toman. Algunos estudios sugieren que la fluoxetina puede estar asociada con un aumento de peso en algunas personas, mientras que otros estudios indican que puede ayudar a controlar el peso o incluso provocar una ligera pérdida de peso. La realidad es que el efecto de la fluoxetina en el peso puede variar de persona a persona, y factores como la dosis, el estilo de vida y la genética pueden influir en los resultados.

Es importante tener en cuenta que la fluoxetina no está diseñada específicamente para perder peso o ganar peso, sino para tratar trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que la fluoxetina puede tener un efecto positivo en el peso de las personas, especialmente si se combina con cambios en la dieta y el ejercicio. Algunos de los beneficios de la fluoxetina para mantener un peso saludable incluyen la supresión del apetito, el aumento de la sensación de saciedad, y la mejora del estado de ánimo, lo que puede llevar a una reducción en la ingesta de alimentos emocionales y a una mayor motivación para hacer ejercicio.

Beneficios de la fluoxetina para mantener un peso saludable

Además de sus efectos en el estado de ánimo, la fluoxetina también puede tener beneficios para mantener un peso saludable. Algunos estudios han demostrado que la fluoxetina puede ayudar a reducir la ingesta de alimentos emocionales, lo que puede ser beneficioso para quienes tienden a comer en exceso en respuesta al estrés o la ansiedad. Además, la fluoxetina puede aumentar la sensación de saciedad, lo que puede llevar a una reducción en la cantidad de alimentos consumidos en una sola comida.

Otro beneficio de la fluoxetina para mantener un peso saludable es su capacidad para mejorar el estado de ánimo y la motivación. Cuando una persona se siente deprimida o ansiosa, puede ser más difícil mantener hábitos saludables como hacer ejercicio regularmente o seguir una dieta equilibrada. La fluoxetina puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y aumentar la motivación, lo que puede facilitar la adopción de un estilo de vida más activo y saludable. En resumen, la fluoxetina puede ser una herramienta útil para aquellos que buscan mantener un peso saludable, siempre y cuando se combine con cambios en la dieta y el ejercicio.

En conclusión, la fluoxetina puede tener un impacto variable en el peso de las personas, y los resultados pueden depender de factores individuales. Sin embargo, los beneficios de la fluoxetina para mantener un peso saludable van más allá de su efecto en el peso corporal. Al mejorar el estado de ánimo, suprimir el apetito y aumentar la sensación de saciedad, la fluoxetina puede ser una herramienta valiosa en el manejo del peso y la salud en general. Si estás considerando tomar fluoxetina, es importante hablar con tu médico para discutir los posibles beneficios y efectos secundarios en tu caso específico.


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.