El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, y ha sido objeto de debate sobre si engorda o adelgaza.


En este artículo, vamos a descubrir la verdad detrás de esta pregunta y aprender cómo podemos aprovechar los beneficios del café para alcanzar nuestro peso ideal. Con información precisa y fundamentada, podrás tomar decisiones informadas sobre tu consumo de café y su impacto en tu salud y peso.

Descubre la verdad: ¿El café engorda o adelgaza?

El café en sí mismo no engorda ni adelgaza. Lo que puede influir en nuestro peso es la forma en la que consumimos el café. Por ejemplo, si agregamos grandes cantidades de azúcar, crema o jarabes a nuestro café, estaremos incrementando la cantidad de calorías que consumimos, lo cual puede contribuir al aumento de peso. Sin embargo, si tomamos café negro o con edulcorantes bajos en calorías, el café puede ser una bebida baja en calorías y ayudar a controlar nuestro peso.

Además, el café tiene propiedades que pueden ser beneficiosas para la pérdida de peso. Por un lado, la cafeína presente en el café puede aumentar nuestro metabolismo y la quema de grasas, lo que puede ayudar en la pérdida de peso. Por otro lado, el café es un supresor del apetito natural, lo que puede ayudarnos a controlar las porciones de comida y evitar excesos. Así que, si se consume de forma adecuada, el café puede ser un aliado en nuestro camino hacia un peso saludable.

Aprende cómo aprovechar los beneficios del café para tu peso ideal

Para aprovechar al máximo los beneficios del café para mantener un peso saludable, es importante moderar la cantidad de café que consumimos y la forma en la que lo preparamos. Optar por café negro o con edulcorantes bajos en calorías en lugar de agregar azúcar y crema puede reducir significativamente la cantidad de calorías que consumimos a través de esta bebida. Además, es importante no depender únicamente del café para controlar nuestro peso, sino combinar su consumo con una dieta balanceada y ejercicio regular.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la calidad del café que consumimos. Optar por café de buena calidad y preferiblemente orgánico puede garantizarnos un mayor contenido de antioxidantes y nutrientes beneficiosos para nuestra salud. Además, es importante tener en cuenta que el exceso de cafeína puede tener efectos negativos en nuestro organismo, por lo que es recomendable limitar nuestro consumo de café a unas pocas tazas al día y evitar su consumo en exceso.

En conclusión, el café en sí mismo no engorda ni adelgaza, pero la forma en la que lo consumimos y la calidad del café pueden influir en nuestro peso y salud. Aprovechar los beneficios del café para mantener un peso ideal requiere moderación en su consumo, elección de opciones bajas en calorías y complementar su consumo con una dieta equilibrada y ejercicio regular. Con información y hábitos saludables, el café puede ser un aliado en nuestro camino hacia un peso saludable. ¡Disfruta tu taza de café con conciencia y en beneficio de tu bienestar!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.