En la búsqueda constante por mantener un peso saludable, es común escuchar diversos mitos acerca del papel que el agua juega en la pérdida o ganancia de peso.


Es fundamental aclarar esta controversia para tomar decisiones informadas en nuestra rutina diaria. En este artículo, descubriremos la verdad sobre si el agua adelgaza o engorda, y exploraremos los beneficios que este líquido vital tiene para nuestro cuerpo y nuestro peso ideal.

Descubre la verdad: ¿El agua adelgaza o engorda?

Contrario a lo que se pueda pensar, el agua no tiene calorías, grasas ni carbohidratos, por lo tanto, no contribuye a la ganancia de peso. De hecho, el agua es fundamental para mantener un metabolismo saludable, ayudando a eliminar toxinas y desechos del cuerpo, lo que puede contribuir a la pérdida de peso. Beber agua antes de las comidas también puede ayudar a controlar el apetito, ya que a menudo confundimos la sed con el hambre, lo que puede llevarnos a consumir más calorías de las necesarias.

El agua también juega un papel crucial en la digestión y absorción de nutrientes, lo que influye directamente en nuestro peso y en nuestra capacidad para mantenernos saludables. Mantenerse bien hidratado no solo ayuda a regular el metabolismo, sino que también mejora la función renal y la circulación sanguínea, lo que puede tener un impacto positivo en la pérdida de peso. Por otro lado, la deshidratación puede ralentizar el metabolismo y dificultar la quema de calorías, lo que puede contribuir al aumento de peso.

Beneficios del agua para tu cuerpo y tu peso ideal

Además de ser fundamental para mantener un peso saludable, el agua tiene numerosos beneficios para nuestro cuerpo en general. Ayuda a mantener la piel sana y radiante, mejora la función cerebral, regula la temperatura corporal y previene la retención de líquidos, entre otros beneficios. Al reemplazar las bebidas azucaradas y gaseosas con agua, no solo estaremos reduciendo la ingesta de calorías vacías, sino que también estaremos proporcionando a nuestro cuerpo el líquido que necesita para funcionar de manera óptima.

Para mantener un peso saludable y alcanzar nuestro peso ideal, es fundamental incorporar hábitos saludables como beber suficiente agua a lo largo del día. Al combinar una dieta equilibrada, ejercicio regular y una adecuada hidratación, estaremos brindando a nuestro cuerpo las herramientas necesarias para mantenernos en forma y saludables. ¡Recuerda que el agua es tu aliada en el camino hacia una vida más saludable y en la búsqueda de tu peso ideal!

En conclusión, el agua no engorda, al contrario, es un aliado fundamental en la pérdida y mantenimiento de peso. Aprovecha los numerosos beneficios que este líquido vital tiene para ofrecer a tu cuerpo y asegúrate de mantener una adecuada hidratación para lograr tus objetivos de salud y bienestar. ¡Beber agua es una forma sencilla y efectiva de cuidar de ti mismo y de tu peso!


Siga toda la información de El PAÍS América en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.